Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog
conocer-a-dios-todopoderoso

¿Sabes? El Señor ya ha venido en nubes

Reflexion del evangelio de hoy | ¿Sabes? El Señor ya ha venido en nubes

Hoy en día, los desastres de todo el mundo son frecuentes. La pandemia está empeorando en México, Perú y Colombia, etc; un fuerte terremoto ocurre en Chile; una fuerte tormenta azota Guatemala… Muchas personas se sienten asustadas y sólo pueden orar en su corazón esperando que el Señor venga pronto sobre nubes, ser arrebatadas al reino de los cielos y escapar del sufrimiento de los desastres. Pero, ¿sabe usted que el Señor ya ha vuelto cabalgando sobre las nubes hace tiempo? Al escuchar esta noticia, podría decir sorprendido: “No hemos visto al Señor venir en las nubes, ¿cómo se puede decir que Él ha vuelto?”. No se preocupe, después de leer el siguiente pasaje de las palabras de Dios Todopoderoso, podrá comprender el verdadero significado de la venida del Señor en las nubes.

Dios Todopoderoso dice: “Durante varios milenios, el hombre ha anhelado poder presenciar la llegada del Salvador. El hombre ha anhelado contemplar a Jesús el Salvador montado en una nube blanca mientras desciende, en persona, entre aquellos que lo han añorado y anhelado durante miles de años. El hombre ha deseado también que el Salvador regrese y se reúna con ellos; es decir, deseó que Jesús el Salvador, que ha estado separado de la gente miles de años, regrese y lleve a cabo una vez más la obra de redención que Él hizo entre los judíos, que sea compasivo y amoroso con los hombres, que perdone sus pecados y cargue con ellos e incluso que cargue con todas las transgresiones del hombre y lo libre del pecado. Lo que el hombre anhela es que Jesús el Salvador sea el mismo que antes, un Salvador que sea adorable, amable y venerable, que nunca esté airado con el hombre ni le haga reproches, sino que perdone y soporte todos los pecados del hombre y que incluso, como antes, muera en la cruz una vez más por el hombre. Desde que Jesús se marchó, los discípulos que lo siguieron, además de todos los santos que fueron salvos en Su nombre, lo han estado añorando y esperando desesperadamente. Todos aquellos que fueron salvos por la gracia de Jesucristo durante la Era de la Gracia han estado anhelando ese día exultante en el último día, cuando Jesús el Salvador descienda sobre una nube blanca para aparecerse ante todas las personas. Por supuesto, este también es el deseo colectivo de todos aquellos que aceptan el nombre de Jesús el Salvador en el presente. Todo aquel en el universo que sabe de la salvación de Jesús el Salvador ha estado anhelando desesperadamente que Jesucristo llegue repentinamente para cumplir lo que dijo cuando estuvo en la tierra: ‘Llegaré tal como me fui’. El hombre cree que, después de la crucifixión y la resurrección, Jesús volvió al cielo sobre una nube blanca para ocupar Su lugar a la diestra del Altísimo. De forma parecida, Jesús descenderá de nuevo sobre una nube blanca (esta nube se refiere a la nube sobre la que Jesús cabalgó cuando regresó al cielo) entre aquellos que lo han anhelado desesperadamente durante miles de años, y Él tendrá la imagen y vestimenta de los judíos. Después de aparecerse al hombre, Él le concederá comida y hará que el agua viva brote para él y vivirá en medio de él, lleno de gracia y lleno de amor, vívido y real. Todas esas nociones son lo que cree la gente. Sin embargo, Jesús el Salvador no hizo esto; hizo lo contrario de lo que el hombre concibió. No llegó entre los que habían anhelado Su regreso ni se les apareció a todos los pueblos mientras cabalgaba sobre la nube blanca. Él ya ha llegado, pero el hombre no lo conoce y sigue siendo ignorante de Él. El hombre solamente está esperándolo sin propósito, sin darse cuenta de que Él ya ha descendido sobre una ‘nube blanca’ (la nube que es Su Espíritu, Sus palabras, todo Su carácter y todo lo que Él es) y está ahora entre un grupo de vencedores que Él formará durante los últimos días”.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

De las palabras de Dios Todopoderoso, podemos ver claramente que la “nube blanca” sobre la que el Señor viene no se refiere a la nube del cielo, sino al Espíritu de Dios, a Sus palabras y a lo que Él tiene y es. Es decir, el Señor vendrá llevando Sus palabras, Su carácter y lo que Él tiene y es para aparecerse a nosotros. Ahora, el Señor ha retornado por medio de la encarnación, Él es Cristo de los últimos días, Dios Todopoderoso. Dios Todopoderoso ha expresado las palabras del Espíritu Santo a las iglesias y ha hecho una nueva obra. Si esperamos al Señor que venga sobre las nubes blancas del cielo basándonos en nuestra noción e imaginación, en lugar de buscar e investigar las palabras y obra de Dios Todopoderoso, así ciertamente no podremos recibir al Señor. Solo haciendo nuestros conceptos a un lado y enfocándonos en escuchar las declaraciones del regreso del Señor, podremos acogerlo.

Recomendación: Cómo prepararse para la segunda venida de Cristo

¿Quieres conocer las señales del fin del mundo? ¿Quieres recibir al Señor antes del desastre y asistir al banquete con Él? Le invitamos a discutir y comunicarse con nosotros a través del medios de contacto abajo, para que podamos dar la bienvenida juntos al Señor.

Partager cet article
Repost0
Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article